Ir al contenido principal

Capítulo 5: El rescate

Bajamos hacia el castillo. Eso era raro ya que todos los castillos que había visto que había tenido que bajar, sino subir.
(Emmy) ¿Profesor, qué era eso que nos había clavado Don Paolo?
(Layton) Por cómo han reaccionado Luke y Flora diría que son tranquilizantes musculares o algo similar. Han actuado de manera muy rápida, espero que no te haya afectado.
Me miré la mano y vi que tenía un puto marcado del que salía una gota de sangre.
(Emmy) ¡No se preocupe! Me lo ha quitado muy rápido así que no habrá problema.
(Layton) Eso espero.
Cruzamos todos los pasillos de antes hasta llegar al pasillo sin salida, dónde había unos símbolos extraños.
Ahí empecé a temer lo peor. Empecé a sentirme cansada y con mucho sueño. Al final sí que me habría afectado lo que me había inyectado Don Paolo.
(Emmy) Profesor, me siento cansada. Tengo mucho sueño.
(Layton) ¡Emmy, no te duermas!
(Emmy) Tengo mucho sueño.
El profesor se acercó a mí y yo apoyé una mano en la pared y está se abrió dejándonos caer al vacío.
Creí que iba a caerme de nuevo pero el profesor fue quién me cogió en brazos antes de que yo cayera. Habíamos aparecido en un nuevo pasillo oscuro.
(Layton) ¡Emmy, eres un genio! ¡Has conseguido resolver el puzle de ese pasillo!
(Emmy) ¿De verdad? ¿Puedo dormir ahora?
(Layton) Lo lamento, pero no debes dormirte.
(Emmy) Está bien...
Me levanté y apoyé uno de mis brazos en los hombros del profesor. Me sentía atontada y casi no podía hacer nada por mi voluntad.
(Layton) Venga, andemos, quizás así logres despertarte.
Empezamos a andar por el oscuro pasillo, pero cada vez me pesaban más los ojos y bostezaba más.
(Emmy) Lo dudo, tengo muchísimo sueño.
(Layton) No te habrá inyectado mucho, quizás pronto se te pase el efecto.
(Emmy) Quizás sí, quizás no.
(Layton) Habla conmigo para no dormirte.
(Emmy) ¿Y de qué quiere hablar?
(Layton) Ya sé. ¿Si decides continuar adelante con tu embarazo, como quieres llamar al bebé?
De repente sentí como todo el cansancio y el sueño se esfumaba. Quité mi brazo de los hombros del profesor y pude caminar por mi cuenta.
(Emmy) ¡Creo que se me ha pasado el efecto del relajante muscular!
(Layton) Lo sabía.
***
Luke se despertó en una habitación atado de pies y manos.
Poco a poco se le fue aclarando la vista y comprobó con sus ojos que se encontraba frente a Don Paolo.
(Don Paolo) ¡Buenos días, niño! ¿Has dormido bien?
(Luke) ¡Suéltame!
(Don Paolo) No grites, no querrás despertar a la Manzana Dorada.
El villano se apartó y dejó ver a Flora que estaba tumbada en una cama y a su lado estaba Descole acariciándole el pelo.
(Luke) ¡Flora! ¡Despierta!
(Don Paolo) Es inútil, no se despertará en un rato. Lo suficientemente largo hasta que llegué Crown y nos pague.
(Luke) ¡Flora no os ha hecho nada! ¡Soltadla!
(Descole) Qué tierno que eres, niño.
Luke sentía mucha rabia ahora mismo además de impotente. Quería rescatar a Flora.
(Descole) Paolo, nos esperan nuestros amigos Layton y Emmy. Parece que han resuelto el puzle del pasillo.
(Don Paolo) Te dije que lo habías puesto muy fácil.
(Descole) No creas, lo han resuelto por casualidad.
Los dos villanos salieron de la habitación, dejando a Luke solo y a Flora dormida.
(Luke) ¿Y ahora qué hago?
Luke sintió como una trampilla se abría y vio una cara conocida.
(Polo) ¡Hola my friend! ¿Sabes where me encuentro? Me he perdido.
(Luke) ¡Polo! ¡Como me alegro de verle! ¡Ayúdeme, desáteme!
El extraviado Polo desató a Luke.
(Luke) ¡Muchas gracias!
(Polo) Tú are welcome.
(Luke) ¿Cómo ha llegado hasta aquí?
(Polo) Yo me encontraba on the beach y de repente entré en una cueva and then he llegado here. Vuelvo por dónde he venido. ¡Sayonara amico!
Luke pensó en irse con Flora por la trampilla por la que se había ido Polo, pero sería difícil transportar a Flora por allí, así que la cogió en brazos y salió por la puerta por la que se habían ido Don Paolo y Descole.
***
Caminamos por el largo pasillo en silencio hasta que llegamos a una sala bien iluminada, y allí estaban, nuestros enemigos, Don Paolo y Descole. ¿Por qué siempre tenían que estar metidos en nuestros embrollos?
(Layton) ¿¡Dónde están Luke y Flora!?
(Don Paolo) ¡Durmiendo la mona! ¡Jajaja!
(Descole) Ahora mismo estarán recibiendo la visita de Crown.
(Emmy) ¿Para qué?
(Descole) ¡Para conseguir la Corona Dorada y obtener su poder!
(Layton) ¿Y creéis que ellos os pueden decir dónde está? Ellos no saben dónde está, pero yo sí.
(Don Paolo) ¿Tú, Layton? ¡Já!
(Emmy) ¡Es cierto! ¡Nosotros dos sabemos dónde se encuentra!
(Descole) No os creo...
En realidad no teníamos ni idea de dónde estaba la corona, pero debíamos despistarles hasta encontrar a Luke y Flora, pero eso no tardaría en ocurrir porque de repente aparecieron Luke con Flora en brazos.
(Emmy) ¡Luke!
Luke corrió hacia nosotros.
(Luke) Crown está a punto de aparecer.
(Emmy) ¿De aparecer?
Miré la hora en mi reloj. La doce de la noche. ¿Cómo pasaba tan rápido el tiempo en este pueblo?
La puerta por la que había aparecido Luke se volvió a abrir y un joven con el pelo pelirrojo salió de ella.
Flora empezaba a despertarse, a ella le había durado un poco más el efecto del relajante muscular.
(Flora) ¿Dónde estamos? ¿Qué ha pasado?
(Luke) Luego te lo explico todo, pero ahora no podemos.
(Layton) ¿Eres tú... Crown?
(Crown) El mismo.
Estaba ante nosotros el miserable que estaba aterrorizando a todo el pueblo de Mysdrop.
(Crown) Ahora, comunicadme la ubicación de la Corona Dorada.
Tanto el profesor Layton como yo permanecimos en silencio. No podías decir nada que no conociéramos, y aunque lo supiéramos no diríamos ni pío.
(Crown) ¡¡Layton!!
(Layton) ¿Cómo sabes que eres realmente Crown y no alguien haciéndose pasar por él?
(Crown) Eso es estúpido... ¡Claro que soy yo!
¿Estaba el profesor intentando ganar tiempo? ¿Tiempo para qué?
(Crown) ¿Y cómo te lo demuestro? ¿Resolviéndote un puzle?
(Layton) Algo así. ¿Aceptas el reto?
(Crown) ¡Claro que lo acepto! ¡Dispara tu estúpido reto!
El profesor sonrió. ¿Qué pretendía?
(Layton) ¿Por qué escribiste las cartas? Hubiera más fácil plantarse en el ayuntamiento y amenazar a la gente allí.
(Crown) Para crear más miedo y temor.
(Layton) ¿Por qué esos trucos sin sentido?
(Crown) ¿Cómo que sin sentido?
El profesor puso su mano en la barbilla y cerró los ojos mientras narraba lo siguiente.
(Layton) El ganado del señor Bovi fue liberado por ti, pero tuviste la mala suerte de elegir a la persona equivocada. El señor Bovi etiqueta a todas sus ovejas con su nombre y dirección, así que cuando las ovejas llegaron al pueblo de al lado y las encontraron llamaron a su propietario.
(Crown) (...)
(Layton) Los campos destruidos fueron porque cambiaste todos los fertilizantes por un producto que destruye los cultivos sin dejar rastro.
(Crown) (...)
(Layton) Los animales que desataron el caos por la noche fueron liberados todos por ti para que pasearan a sus anchas por Mysdrop.
(Crown) (...)
(Layton) La parte inundada del pueblo fueron por las alcantarillas, que comunican directamente del mar, tú solo ayudaste a que el agua saliera de allí.
(Crown) (...)
(Layton) Y la calle desaparecida, o más bien hundida bajo tierra fue simplemente otro truco hecho con un elevador.
(Crown) Grrrr.
(Layton) ¿No te parecen trucos sin sentido?
¡Era increíble! ¿Cómo descubría todo eso sin apenas información?
(Descole) Chaval... Te han pillado.
Tanto Don Paolo y Descole salieron de la sala. Su trabajo allí había terminado.
(Layton) Y lo peor de todo. ¿Para qué quieres una corona que nadie ha visto en cientos de años? ¿Sabes si sigue aquí?
(Crown) ¡Claro que sigue aquí! ¡La encontraré y obtendré su poder!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 5: Confesión

Llegamos al amanecer y sin pararnos fuimos en dirección al hotel. Eiris quiso quedarse con nosotros. Quizás seguía asustada por haber conocido a Descole o simplemente no quería quedarse sola. Al llegar al hotel, el profesor Layton, Luke y Flora acababan de bajar de sus habitaciones a desayunar y les explicamos que habíamos conseguido las piedras gracias a la astucia de Descole. Nuestro pasado siempre habita dentro de nosotros. (Layton) Estuvimos investigando la caja y nos dimos cuenta de que dentro de ella se debió guardar algunas cosas y creemos que es posible que sean las tres piedras que dijimos. Saqué las dos piedras que me había entregado el día anterior el profesor Sycamor y las puse sobre la mesa. Aún no me había fijado como eran, pero las dos tenían un color diferente a la otra, una era azul y la otra amarilla. Estaban bien pulidas, eran prácticamente redondas pero tenían unos especies de enganches que se juntaban la una con la otra, pero faltaba otra parte: la piedra del amor. (Sy…

Capítulo 3: El mensaje del amor

Se hizo muy tarde con la tontería de la caja, pero no nos podríamos rendir. Luke y Flora se durmieron en una cama, ya que la otra era de Sycamor. Yo cada vez tenía más sueño, no encontraba ningún sentido a ese dichoso puzle. Quizás esa caja no estaba hecha para abrirse, pero entonces era una caja inútil. (Emmy) ¿Sycamor, puedo echarme un rato en tu cama? (Sycamor) S-Sí. Me levanté del suelo y me tumbé en la cama durmiéndome enseguida. *** (Sycamor) Es tan bonita cuando duerme. (Layton) ¿Vas a decirle lo que sientes? (Sycamor) Supongo que sí, pero tengo que encontrar el momento adecuado. Un botón fue presionado por las manos del profesor Layton abriéndose la caja. (Sycamor) ¡Lo has conseguido! *** Me despertó el grito de Sycamor haciendo que me sobresaltara y cayera de la cama golpeándome con la mesita de noche. (Luke) ¿¡Qué pasa!? (Sycamor) Disculpadme por despertaros con mi grito. (Layton) Hemos conseguido abrir la caja. (Flora) ¿De verdad? (Emmy) ¿Y qué hay dentro? Me toqué la cabeza y vi que me sali…

Capítulo 4: Los poderes de la piedra

Flora y Eiris se despertaron a la vez y las dos se quedaron perplejas al verse. (Eiris) ¿Quién eres? (Flora) Y-Yo soy Fl-Flora. ¿Qué haces aquí? (Eiris) Pues no lo sé... *** Salí de la habitación de Sycamor en silencio para no despertarle, aunque enseguida lo haría. Al salir vi a Luke salir de la habitación de enfrente, la suya. Se quedó un poco confundido. (Emmy) Luke, tú no me has visto aquí. (Luke) ¿Ha-Has dormido ahí? ¿Con é-él? (Emmy) No exactamente. Tengo prisa. No digas nada, por favor. (Luke) Está bien. Fui hasta mi habitación y la abrí con cuidado, para no despertar a ni a Flora ni a Eiris, pero ya estaban despiertas. (Emmy) ¿Bue-Buenos días? (Flora) ¿Emmy, qué hace Eiris aquí? (Emmy) Lo siento, Flora. Se quedó dormida en la calle y la traje aquí. (Flora) ¿En la calle? (Eiris) ¡Estábamos jugando con el profesor con el pelo guay! (Flora) ¿En serio...? Eiris fue al baño y Flora y yo nos quedamos hablando flojito. (Flora) ¿¡Estuviste ayer con el profesor Sycamor!? (Emmy) Sí, quería saber de quién …