Ir al contenido principal

Prólogo: Un nuevo comienzo

Un día normal de primavera aparecí en la casa del profesor a causa de una misteriosa carta que el cartero, quiero pensar que por error, envió a nombre de Hershel Layton a mi casa. Aunque me picaba muchísimo la curiosidad no la abrí y decidí llevársela.
Llamé a la puerta a eso de las diez de la mañana y Flora me abrió la puerta.

(Emmy) ¡Buenos días a todos!

(Layton) ¡Oh! Buenos días, querida. ¿Qué te trae por aquí?

(Emmy) El cartero envió está carta a mi casa por error.

Hacía bastante tiempo que no veía al profesor, y seguía igual de caballeroso, Luke apenas ha crecido dos centímetros y Flora sigue igual o más atenta.

(Layton) ¿Una carta?

El profesor dejó la taza de té dejando a Luke y Flora sentados y vino hacia mí con intención de coger la carta que yo le ofrecí.

(Layton) Léela tú, por favor.

(Emmy) De acuerdo.

Abrí la carta con cuidado de no romper nada, siempre fui una patosa abriendo cartas. Saqué un folio con una bonita caligrafía escrita a pluma.

(Emmy) “Querido Hershel:

No sé si te acordarás de mí, pero soy Tom, estudié contigo en la universidad hace ya años. Bueno te escribo esta carta porque hace unas semanas, en el pueblo de al lado de donde vivo, han desaparecido todos los habitantes.

Sé que parece increíble y quizás no lo creas, pero es verdad. No queda ni un alma. Quizás tenga algo que ver con la fortuna que se dice que guarda ese pueblo.

Espero que puedas venir a ayudar.

Gracias de antemano, Tom Yu.

(Luke) ¿Una fortuna? ¿¡Cómo un tesoro!? ¡Canastos! ¡Qué emocionante!

(Flora) ¿Profesor, qué hará?

(Layton) No puedo dejar un caso sin resolver.

Hacía tiempo que no escuchaba esa frase del profesor así que sonreí.

Una nueva a ventura iba a empezar para nosotros cuatro, concretamente en Montellary.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 5: Confesión

Llegamos al amanecer y sin pararnos fuimos en dirección al hotel. Eiris quiso quedarse con nosotros. Quizás seguía asustada por haber conocido a Descole o simplemente no quería quedarse sola. Al llegar al hotel, el profesor Layton, Luke y Flora acababan de bajar de sus habitaciones a desayunar y les explicamos que habíamos conseguido las piedras gracias a la astucia de Descole. Nuestro pasado siempre habita dentro de nosotros. (Layton) Estuvimos investigando la caja y nos dimos cuenta de que dentro de ella se debió guardar algunas cosas y creemos que es posible que sean las tres piedras que dijimos. Saqué las dos piedras que me había entregado el día anterior el profesor Sycamor y las puse sobre la mesa. Aún no me había fijado como eran, pero las dos tenían un color diferente a la otra, una era azul y la otra amarilla. Estaban bien pulidas, eran prácticamente redondas pero tenían unos especies de enganches que se juntaban la una con la otra, pero faltaba otra parte: la piedra del amor. (Sy…

Capítulo 3: El mensaje del amor

Se hizo muy tarde con la tontería de la caja, pero no nos podríamos rendir. Luke y Flora se durmieron en una cama, ya que la otra era de Sycamor. Yo cada vez tenía más sueño, no encontraba ningún sentido a ese dichoso puzle. Quizás esa caja no estaba hecha para abrirse, pero entonces era una caja inútil. (Emmy) ¿Sycamor, puedo echarme un rato en tu cama? (Sycamor) S-Sí. Me levanté del suelo y me tumbé en la cama durmiéndome enseguida. *** (Sycamor) Es tan bonita cuando duerme. (Layton) ¿Vas a decirle lo que sientes? (Sycamor) Supongo que sí, pero tengo que encontrar el momento adecuado. Un botón fue presionado por las manos del profesor Layton abriéndose la caja. (Sycamor) ¡Lo has conseguido! *** Me despertó el grito de Sycamor haciendo que me sobresaltara y cayera de la cama golpeándome con la mesita de noche. (Luke) ¿¡Qué pasa!? (Sycamor) Disculpadme por despertaros con mi grito. (Layton) Hemos conseguido abrir la caja. (Flora) ¿De verdad? (Emmy) ¿Y qué hay dentro? Me toqué la cabeza y vi que me sali…

Capítulo 4: Los poderes de la piedra

Flora y Eiris se despertaron a la vez y las dos se quedaron perplejas al verse. (Eiris) ¿Quién eres? (Flora) Y-Yo soy Fl-Flora. ¿Qué haces aquí? (Eiris) Pues no lo sé... *** Salí de la habitación de Sycamor en silencio para no despertarle, aunque enseguida lo haría. Al salir vi a Luke salir de la habitación de enfrente, la suya. Se quedó un poco confundido. (Emmy) Luke, tú no me has visto aquí. (Luke) ¿Ha-Has dormido ahí? ¿Con é-él? (Emmy) No exactamente. Tengo prisa. No digas nada, por favor. (Luke) Está bien. Fui hasta mi habitación y la abrí con cuidado, para no despertar a ni a Flora ni a Eiris, pero ya estaban despiertas. (Emmy) ¿Bue-Buenos días? (Flora) ¿Emmy, qué hace Eiris aquí? (Emmy) Lo siento, Flora. Se quedó dormida en la calle y la traje aquí. (Flora) ¿En la calle? (Eiris) ¡Estábamos jugando con el profesor con el pelo guay! (Flora) ¿En serio...? Eiris fue al baño y Flora y yo nos quedamos hablando flojito. (Flora) ¿¡Estuviste ayer con el profesor Sycamor!? (Emmy) Sí, quería saber de quién …