Ir al contenido principal

Capítulo 3: Primeras Desapariciones

Subimos a la terraza, así podríamos ver mejor las estrellas.
(Luke) Las estrellas se verán geniales desde aquí.
(Flora) Ya lo creo.
Empezaron a salir unas pocas estrellas. Me tumbé en dirección oeste, Flora me acompañó tumbándose en dirección norte, Luke en dirección sud y el profesor en el este. Así veríamos mejor.
(Flora) Parece que las puedas tocar con la mano.
(Luke) En Londres no se pueden ver así.
(Flora) En Saint-Mystère eran preciosas.
(Luke) Ahora que lo pienso sí.
(Layton) En Londres no se pueden ver tan brillantes porque es una gran ciudad y está lleno de luz, sin embargo en Saint-Mystère no había casi luz y se podía apreciar la belleza del cielo.
(Luke) Impresionante...
Estuvimos unos minutos observando cómo salían las estrellas. Eran muy brillantes.
(Sol) Disculpen... si vais a quedaros aquí, necesitaréis esto.
Sol nos dio unos molinitos de viento.
(Sol) Os protegerá de la princesa.
(Luke) ¿Pero, por qué?
(Sol) Dicen que las estrellas son tres y hay cuatro puntos cardinales en el molinito de viento. Tener cuidado.
Seguimos viendo las estrellas un ratito.
(Layton) Las estrellas me recuerdan a muchos puzles. ¿Os cuento uno?
(Luke) ¡Por supuesto, profesor!
(Layton) '¿Qué es esa cosa, que entre más grande sea, menos se verá?
(Luke) ¿El día?
(Flora) ¿El pan?
(Emmy) La oscuridad.
(Layton) ¡Correcto! Por más grande que sea no la verás.
(Luke) ¡Es verdad!
Seguimos viendo las estrellas un ratito más y entonces Luke se percató de una cosa.
(Luke) ¡Mirad! Hay una estrella azul.
(Emmy) Al lado hay una verde...
(Layton) Y abajo hay una roja...
(Layton y Emmy) ¡Eso quiere decir... Esas son las estrellas brillantes!
El profesor y yo nos levantamos a la vez.
(Flora) ¿Estáis seguros de son esas?
(Layton) Son las que más brillan.
De la nada se escucharon gritos de gente. Los cuatro bajamos enseguida.
Las calles están llenas de gente corriendo.
(Emmy) ¿¡Qué está pasando!?
(Clara) No os quedéis ahí parados. ¡Corred!
(Luke) ¿¡Pero qué está pasando!?
(Flora) Mirad...
Flora señaló hacia delante. Había unas especies de columnas de luz absorbiendo a gente.
Sin pensarlo dos veces saqué la cámara e hice un montón de fotos.
Las columnas desaparecieron. Y las calles volvieron a estar desiertas.
(Luke) Impresionante...
(Flora) Mirad, se mueven...
(Luke) Es verdad.
(Layton) Vamos a seguirlas.
Andamos durante bastante tiempo, hasta que el río nos paró.
(Layton) Bueno... ya no podemos seguir.
(Emmy) Me preguntó a donde irán.
(Luke) Quizás vayan a secuestrar a gente en Bliss.
(Layton) Vayan dónde vayan, no podemos continuar por ahora. Volvamos al hotel.
Dimos media vuelta y pisé una piedra pequeña la cual me hizo daño en el tobillo. Grité sin darme cuenta.
(Layton) ¿¡Emmy, que pasa!?
(Emmy) ¿¡Eh!? ¡Nada! Me ha picado un mosquito y me ha hecho daño.
(Layton) ¡Ah! ¿Eres alérgica?
(Emmy) No.
(Layton) Menos mal.
Caminamos hasta el hotel. El viaje se me hizo eterno, pero al final llegamos.
Al día siguiente nos despertó una nota informativa.
(???) Señores ciudadanos, ya están disponibles las listas de la gente desaparecida en la plaza del pueblo. Si falta alguien, por favor comuníquenlo en el ayuntamiento. Qué pasen un buen día.
A Flora también la despertado.
Las dos fuimos al restaurante. Allí encontramos al profesor y a Luke desayunando. A ellos también les habían despertado.
(Emmy) ¿Habéis oído la nota informativa?
(Layton) Sí. Pienso que deberíamos ir a ver las listas.
(Flora) Espero que no haya desaparecido mucha gente.
(Emmy) No te preocupes, llegaremos al final de este misterio.
Cuando terminamos de desayunar nos dirigimos a la plaza. Estaba llena de gente, pero poco a poco pudimos pasar.
(Luke) A ver... Ayer desaparecieron 4 personas, antes de ayer 3 y el anterior 5. Hace un total de 12 personas esta semana.
(Flora) Son muchas para esté pueblo. En poco tiempo desaparecerá.
Alguien arrancó la lista mientras la veíamos.
(Tonia) ¡Alto! ¡Ladrón!
(Denisa) ¡Detenedlo!
(Layton) Luke, Flora, quedaos aquí.
El profesor y yo empezamos a correr tras él. Por suerte no me dolía el tobillo, por lo que estaba feliz. Corrimos hasta el bosque, donde le perdimos de vista.
(Emmy) ¡Estoy harta de ese ladrón!
(Layton) Tranquila, Emmy, no creo que llegue lejos.
Nos dimos media vuelta y entonces empezó a dolerme bastante el tobillo. Tanto que grité inconscientemente.
(Layton) ¿Emmy, qué ocurre?
(Emmy) Ya no aguanto más. Me duele mucho el tobillo.
(Layton) ¿Y por qué no lo habías dicho antes?
(Emmy) No quería molestar en la investigación.
(Layton) Lo deberías haber dicho. Podrías tenerlo roto.
(Emmy) Es verdad...
El profesor me dijo que me apoyará en su hombro y andamos poco a poco hacia el pueblo.
Cuando llegamos solamente estaban en la plaza Luke, Flora sentados en un banco, y unos chicos a la otra punta.
Luke y Flora se levantaron nada más vernos.
Cuando nos acercamos me senté, me dolía mucho.
(Luke) ¿Qué ha pasado?
(Emmy) Me he torcido el tobillo.
(Layton) Id al hotel, nosotros vamos al centro médico.
(Luke) De acuerdo, profesor.
(Emmy) No puedo andar más. Descansemos un poco, por favor.
(Layton) No está muy lejos. Venga vamos.
El profesor me cogió en brazos. Me avergoncé, mucho.
***
(Gerad) ¡Mirad chicos! Es una preciosidad.
(Flora) ¿Eh...?
(Timoty) ¿Preciosidad, te vienes con nosotros?
(Flora) ¡No!
(Luke) Dejadla en paz.
(Gerad) Uy mirad, sí va con su guarda espaldas y todo.
(Rad) ¿Cómo te llamas, guapa?
(Luke) ¡Dejadla!
(Timoty) ¡Qué te calles!
Timoty empujó a Luke haciendo que cayera al suelo.
(Flora) ¡Déjale!
(Gerad) ¿Qué te importa lo que le hagamos a este renacuajo?
(Flora) ¡Pues me importa mucho! Siempre me ha estado cuidando.
Flora ayudó a Luke a levantarse.
(Rad) Esperad qué ahora es cuando nos dice que es su novio.
(Flora) Ni te lo voy a decir, ni te importa.
(Timoty) Le voy a dar una gran torta...
(Luke) Un caballero nunca busca pelea.
(Rad) Y ahora se cree un caballero.
(Luke) Vamos Flora. Vámonos al hotel.
(Flora) Sí, tienes razón. No perdamos más el tiempo.
(Gerad) ¡Pero no os vayáis!
Luke y Flora se fueron sin escucharlos.
***
(Carlo) Buenos días, vaya no os esperaba por aquí.
(Layton) Se han complicado un poco las cosas...
(Carlo) ¿Qué ha pasado?
(Emmy) Me he torcido el tobillo.
(Carlo) Pues vamos a ver si te has roto algo.
Estaba nerviosa. No quería nada roto.
Carlo me quitó la venda y empezó a manosearme el tobillo. Me preguntaba cada dos por tres si me dolía en ese punto.
Cuando terminó me puso una nueva venda.
(Carlo) No parece que tengas nada roto... Solamente lo tienes inflamado. Quiero que te tomes estas pastillas para la inflamación si te duele.
Me recetó las pastillas en una hoja con una letra indescifrables.
(Emmy) Gracias.
Estaba feliz porque no tenía nada roto.
(Carlo) ¿Cómo va la investigación?
(Layton) Aún no hemos descubierto nada, pero estamos investigando lo que pasó anoche.
(Carlo) ¿Desaparecieron mucha gente ayer?
(Emmy) Unas cuatro personas.
(Carlo) ¿Y dónde habéis dejado a los niños?
(Layton) En teoría, si me han hecho caso, estarán en el hotel.
(Carlo) ¡Ja Ja Ja! Parecéis con ellos una familia.
Eso me incomodó bastante. No sé si al profesor también...
(Layton) ¡Ja Ja Ja!
Pues no, no le molestó en absoluto.
El profesor le dijo que luego se pasaría para preguntarle unas cosas sobre la investigación, y nos fuimos.
Volvimos al hotel, en el vestíbulo nos esperaban Luke y Flora.
(Luke) ¿Estás bien, Emmy?
(Emmy) Sí, mucho mejor.
(Flora) Qué bien.
(Layton) Tenemos que seguir investigando. ¿Flora, te quieres quedar con Emmy?
(Flora) Eh...
(Emmy) Será mejor que vaya con vosotros. Lo que queda de día yo estaré aburrida. Si va con vosotros os ayudará.
(Luke) Entonces que se venga.
Flora me dio las gracias con una sonrisa. Los tres desaparecieron por la puerta y yo fui al restaurante.
Estaba claro que no me iba a quedar de brazos cruzados, así que decidí seguir investigando. Me pedí un café y observé las fotos que hice el día anterior.
(Sol) Aquí tiene, señorita.
(Emmy) Gracias, Sol. ¿Por cierto, podría hacerte unas preguntas?
(Sol) Por supuesto. ¿Sobre qué?
(Emmy) Sobre las desapariciones.
Sol se sentó en frente de mí. No quería preguntarle muchas cosas por eso pensé en unas pocas.
(Emmy) ¿Desde cuándo está desapareciendo la gente?
(Sol) Desde casi dos meses o así.
(Emmy) ¿Solamente desaparecen de Tears?
(Sol) Principalmente, aunque también han llegado a desaparece de Bliss.
(Emmy) ¿Sabes algo sobre la bruja?
(Sol) Sí, dicen que vive detrás de la montaña y que es la culpable de las desapariciones. Dicen que ella secuestra a la gente y les roba el alma.
(Emmy) ¿Interesante... Ha desaparecido alguien que conoces?
(Sol) Mi abuelo.
(Emmy) ¿Qué le pasó?
(Sol) Un día, venía ya de noche del huerto con su vecino y aparecieron esas 'estrellas'. Su vecino se salvó porque llevaba el molinito de viento pero él no.
(Emmy) ¿Por qué un molinito?
(Sol) En verdad todo eso es mentira. Sólo lo utilizan para vender.
(Emmy) ¿Tengo entendido que este hotel es de tu abuela, por qué trabajas aquí? Aún iras al instituto...
(Sol) Vivía con mi abuelo y mi abuela, y los dos trabajaban juntos aquí y como desapareció, pues yo le ayudo en el hotel.
(Emmy) ¿Y tus padres?
(Sol) Murieron cuando era pequeña.
(Emmy) Lo siento.
(Sol) No pasa nada. Debería volver al trabajo. ¿Necesita algo más?
(Emmy) Una última pregunta. ¿La farmacia está muy lejos?
(Sol) A unas calles. ¿Necesita comprar algo?
(Emmy) Sí, unas pastillas para el tobillo.
(Sol) Si quiere puedo ir yo por usted.
(Emmy) ¿De verdad? Muchas gracias.
Le di la receta a Sol y fue muy amable yendo a la farmacia por mí.
Al cabo de un tiempo escuché una voz a mi espalda que me hablaba.
(Asuka) ¿Quién iba a decir que nos encontraríamos en el mismo hotel?
Era Asuka. Se sentó en frente de mí.
(Emmy) ¡Oh! Perdone mis modales, déjeme que recoja todo esto.
Recogí todo lo rápido que pude y sólo quedó la taza de café medio llena.
(Asuka) ¿Ya ha visitado a su amigo?
(Emmy) ¿Qué amigo?
(Asuka) ¡Uy! Me dijo usted que venía a 'The Island of King' para visitar a un amigo.
(Emmy) Es verdad, perdóneme. No he dormido mucho está noche y no me acuerdo de las cosas que he hecho durante estos días.
(Asuka) Perdone, no me he presentado. Soy Asuka Hoshi.
(Emmy) Yo Emmy Altava.
(Asuka) ¿Y dime, Emmy. Ese 'amigo' ese algo más?
¿Qué estaba tramando?
(Emmy) ¡No! Para nada. Está casado y con hijos.
(Asuka) Ah, perdóneme. Quizás ya tenga pareja en Londres.
(Emmy) No, que va.
(Asuka) ¿A no? Yo tengo un hijo de veinte años...
(Sol) Señorita Emmy, tome las pastillas.
(Asuka) ¿Pastillas?
(Emmy) Sí, para el dolor... muscular. Muchas gracias, Sol.
Le pagué a Sol lo que le había costado las pastillas e intenté pensar como librarme de esa señora.
(Asuka) Cómo te iba diciendo mí hijo...
(Emmy) ¿Sabe? Será mejor que vaya a tomarme la pastilla y me echaré a dormir un rato.
Lo cogí todo y me despedí.
(Asuka) Bueno, ha sido un placer. Ya hablaremos.
(Emmy) El placer es mío...
Me subí a mi habitación y dejé todas las cosas sobre el escritorio, creo que Flora no se va a poner a estudiar a kilómetros de Londres.
Me tomé la pastilla, a ver si funcionaban.
Enseguida llamaron a la puerta, esperaba que no fuera Asuka.
(Sol) Señorita Emmy, tengo que hablar con usted.
Abrí la puerta y le pregunté.
(Sol) ¿Usted también busca el 'Las lágrimas del rey'?
(Emmy) No, yo y el profesor que me acompaña, bueno, mejor dicho que acompaño, estamos investigando esos fenómenos extraños de gente que desaparece e intentamos que no encuentren el tesoro esa señora y su marido.
(Sol) No pueden dejar que encuentren el tesoro. Caeríamos todos en la desgracia.
(Emmy) ¿En la desgracia?
(Sol) Sí, ese tesoro protege a toda la isla. Si es robado o si cae en malas manos, la isla será destruida.
(Emmy) Interesante...
(Sol) Por cierto, he encontrado esto debajo de la mesa del restaurante. Quizás se le ha caído.
Sol me dio un papel arrugado, esperé a que el profesor, Luke y Flora vinieran para mostrársela.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Capítulo 5: Confesión

Llegamos al amanecer y sin pararnos fuimos en dirección al hotel. Eiris quiso quedarse con nosotros. Quizás seguía asustada por haber conocido a Descole o simplemente no quería quedarse sola. Al llegar al hotel, el profesor Layton, Luke y Flora acababan de bajar de sus habitaciones a desayunar y les explicamos que habíamos conseguido las piedras gracias a la astucia de Descole. Nuestro pasado siempre habita dentro de nosotros. (Layton) Estuvimos investigando la caja y nos dimos cuenta de que dentro de ella se debió guardar algunas cosas y creemos que es posible que sean las tres piedras que dijimos. Saqué las dos piedras que me había entregado el día anterior el profesor Sycamor y las puse sobre la mesa. Aún no me había fijado como eran, pero las dos tenían un color diferente a la otra, una era azul y la otra amarilla. Estaban bien pulidas, eran prácticamente redondas pero tenían unos especies de enganches que se juntaban la una con la otra, pero faltaba otra parte: la piedra del amor. (Sy…

Capítulo 3: El mensaje del amor

Se hizo muy tarde con la tontería de la caja, pero no nos podríamos rendir. Luke y Flora se durmieron en una cama, ya que la otra era de Sycamor. Yo cada vez tenía más sueño, no encontraba ningún sentido a ese dichoso puzle. Quizás esa caja no estaba hecha para abrirse, pero entonces era una caja inútil. (Emmy) ¿Sycamor, puedo echarme un rato en tu cama? (Sycamor) S-Sí. Me levanté del suelo y me tumbé en la cama durmiéndome enseguida. *** (Sycamor) Es tan bonita cuando duerme. (Layton) ¿Vas a decirle lo que sientes? (Sycamor) Supongo que sí, pero tengo que encontrar el momento adecuado. Un botón fue presionado por las manos del profesor Layton abriéndose la caja. (Sycamor) ¡Lo has conseguido! *** Me despertó el grito de Sycamor haciendo que me sobresaltara y cayera de la cama golpeándome con la mesita de noche. (Luke) ¿¡Qué pasa!? (Sycamor) Disculpadme por despertaros con mi grito. (Layton) Hemos conseguido abrir la caja. (Flora) ¿De verdad? (Emmy) ¿Y qué hay dentro? Me toqué la cabeza y vi que me sali…

Capítulo 4: Los poderes de la piedra

Flora y Eiris se despertaron a la vez y las dos se quedaron perplejas al verse. (Eiris) ¿Quién eres? (Flora) Y-Yo soy Fl-Flora. ¿Qué haces aquí? (Eiris) Pues no lo sé... *** Salí de la habitación de Sycamor en silencio para no despertarle, aunque enseguida lo haría. Al salir vi a Luke salir de la habitación de enfrente, la suya. Se quedó un poco confundido. (Emmy) Luke, tú no me has visto aquí. (Luke) ¿Ha-Has dormido ahí? ¿Con é-él? (Emmy) No exactamente. Tengo prisa. No digas nada, por favor. (Luke) Está bien. Fui hasta mi habitación y la abrí con cuidado, para no despertar a ni a Flora ni a Eiris, pero ya estaban despiertas. (Emmy) ¿Bue-Buenos días? (Flora) ¿Emmy, qué hace Eiris aquí? (Emmy) Lo siento, Flora. Se quedó dormida en la calle y la traje aquí. (Flora) ¿En la calle? (Eiris) ¡Estábamos jugando con el profesor con el pelo guay! (Flora) ¿En serio...? Eiris fue al baño y Flora y yo nos quedamos hablando flojito. (Flora) ¿¡Estuviste ayer con el profesor Sycamor!? (Emmy) Sí, quería saber de quién …